Negocios Pymes

Soluciona estas 7 necesidades con un crédito para capital de trabajo

16 agosto, 2021

Cada gran empresa tiene sus particularidades. Pero comparten ciertos hechos o situaciones que las obligan a buscar alternativas de financiamiento adicionales.

Te contamos las principales experiencias que llevaron a nuestros clientes a confiar en el crédito para capital de trabajo y cómo les ayudó a resolverlas.

Si eres una gran empresa y necesitas financiamiento adicional para tu expansión o crecimiento, tienes la opción de pedir un crédito de capital de trabajo.

Este tipo de crédito es uno de los productos financieros ideales si tu compañía necesita liquidez inmediata para cubrir gastos operacionales o financieros.

Es un préstamo flexible en el tiempo porque está pensado para financiar necesidades especiales a corto o largo plazo.

Así lo constataron muchos de nuestros clientes que confiaron en este producto financiero. Reunimos las 7 situaciones comunes que los llevaron a pedirlo y por qué fue la solución adecuada.

1. Coparon su línea de crédito bancario

En este caso, algunos clientes simplemente alcanzaron el límite de financiamiento con su banco y por diversas razones este ya no les extendió el monto. 

Sin embargo, requerían liquidez urgente para solucionar un imprevisto. Así que optaron por el crédito que otorga Logros y financiaron rápidamente esa urgencia.

2. Necesitaban dejar otro tipo de garantía que el banco no acepta

El crédito de capital de trabajo implica dejar un respaldo de valor monetario, sea que lo ofrezca un banco o una empresa de servicios financieros no bancarios.

En algunos casos, nuestros clientes tenían bienes para dejar en garantía que no eran tradicionales, o podrían ser descritos como inusuales; desde pellet hasta quesos y vacas lecheras (¡hablamos en serio!) que algunos bancos no estaban dispuestos a aceptar.

3. Ordenaron los pagos que hacen con la línea bancaria

Muchos clientes no necesitaban financiamiento inmediato, pero sí querían mantener las cosas ordenadas y claras. 

Por ende, decidieron liberar su línea de crédito con el banco y destinarla a pagos genéricos, y usar el crédito para otro tipo de gastos, como pagos extraordinarios a proveedores, de impuestos o remuneraciones.

4. Quisieron evitar que la deuda apareciera en el sistema financiero

Cuando un negocio pide un crédito a una empresa de servicios financieros no bancarios, esta deuda no aparece registrada en el sistema bancario. 

De hecho, algunos de nuestros clientes prefirieron eso para no afectar su historial financiero, en algunas ocasiones porque ya tenían otros créditos comerciales vigentes.

5. Buscaron refinanciar deuda con su banco

Algunos clientes tenían limitadas opciones para repactar la deuda con su banco. Es así que optaron por solicitar el crédito para capital de riesgo para renegociar y mejorar sus clasificaciones de riesgo y sus indicadores financieros.

Con el respaldo que les da el crédito para capital de trabajo, acuden a otras instituciones financieras para buscar mejores tasas o plazos.

Esto también ocurre con otro tipo de endeudamiento pensado para las grandes empresas, el crédito con garantía hipotecaria.

6. Decidieron contar con un colchón financiero extra

Muy similar a la tercera situación que te explicamos, en este caso los clientes quisieron ser previsores y buscaron estar preparados para eventualidades.

Así que decidieron solicitar el crédito, pero no para usarlo, sino que para mantenerlo como un “fondo de emergencia” listo para ocupar, que renuevan constantemente. Podría decirse que se trata de una especie de línea de crédito paralela a la que tienen con el banco u otra institución financiera.

7. Deseaban facilidades de pago que la banca no les da

El crédito para capital de trabajo funciona como cualquier otro préstamo, con plazos, intereses y cuotas. Pero en Logros ofrecemos un crédito que se acomoda a la capacidad de pago del cliente. 

Esto quiere decir que las opciones de pago que ofrecemos son flexibles en el tiempo.

Un crédito flexible que se ajusta a necesidades y capacidad de pago

Este tipo de financiamiento ayuda a los clientes a resolver situaciones puntuales de caja porque ofrece liquidez inmediata.

Es ideal para las grandes empresas porque estas manejan múltiples pagos y requerimientos. Su flexibilidad lo convierte en un aliado estratégico para financiar planes de crecimiento que involucran cambios.

¡Esta guía te ayuda!

Cristián Sánchez Trullenque


También puede interesarte

Economía Negocios Pymes

Cómo crear un presupuesto efectivo para tu empresa

Cada gran empresa tiene sus particularidades. Pero comparten ciertos hechos o situaciones que las obligan a buscar alternativas de financiamiento ...

Economía Negocios Pymes

Indicadores financieros clave para evaluar la salud de tu negocio

Cada gran empresa tiene sus particularidades. Pero comparten ciertos hechos o situaciones que las obligan a buscar alternativas de financiamiento ...

Economía Negocios Pymes

La importancia de la ciberseguridad para las pymes

Cada gran empresa tiene sus particularidades. Pero comparten ciertos hechos o situaciones que las obligan a buscar alternativas de financiamiento ...

Suscríbete a nuestro blog