Flujo de caja para empresas medianas

INTRODUCCIÓN 

 

Al emprender, es normal toparse con diversas complicaciones en el camino. Una de ellas puede ser mantener un orden correcto en las finanzas. En esta guía te entregamos las claves necesarias para mantener un flujo de caja estable y saludable durante el funcionamiento de la empresa.

 

APRENDE A CALCULAR Y PROYECTAR EL FLUJO DE CAJA DE TU NEGOCIO 

 

Depositphotos_11311945_l-2015

 

Si quieres llevar a tu empresa al siguiente nivel de crecimiento es fundamental que conozcas las entradas y salidas de caja que tienes y tendrás en el mediano plazo. De lo contrario, será muy difícil que puedas reconocer tu capacidad para afrontar deudas, y por ende, proyectar tu negocio.


El cálculo del flujo de caja ayuda a saber lo que efectivamente ingresa y sale de los negocios, como por ejemplo las entradas por ventas o el pago de cuentas -o egresos- y, de esta manera, conocer en forma rápida la liquidez de las compañías.

 

Hay que tener en cuenta que estos números no exhiben las ganancias o pérdidas de las empresas, pues no se relacionan con el estado de resultado de éstas, sino que más bien les permiten tomar decisiones tales como:

 

  • Cuándo adquirir mercadería.
  • Cómo comprar y cobrar, si hacerlo al contado o a través de créditos.
  • Pagar deudas en su fecha de vencimiento o por medio de un refinanciamiento.
  • Saber si se pueden invertir los excedentes en nuevas inversiones.

 

Es justamente este último punto en el que más debes poner atención. Parte de estos saldos se pueden invertir, por ejemplo, en el mercado de capitales, lo que generaría una fuente de ingresos adicional al propio giro del negocio.

 

 

Aprende a proyectar tu flujo de caja

 

 

Si quieres tener tal control de tu negocio para anticiparte a futuros déficit o falta de efectivo, poder solicitar créditos, factorizar cuentas por cobrar e incluso invertir en el mercado de capitales, entonces deberás pensar en proyectar tu flujo de caja.

 

Para hacerlo, vas a tener que estimar tus ventas durantes los meses siguientes y todo el período de tiempo que lo quieras proyectar, considerando que hay ventas que se pagan al contado, mientras otras se financian a 30, 60 o más días.

 

Además, es importante registrar el ingreso después del momento en el que vas a recibir el dinero. Por eso antes debes tener a mano las cuentas por cobrar, así como también la compra de insumos que harás mes a mes durante este período.

 

No dejes de tener en cuenta los desembolsos de créditos que se esperen de los bancos (también el valor de las cuotas mensuales), ni los gastos administrativos, el pago de sueldos, impuestos y otros gastos.

 

  

¿CÓMO  MANEJAR EL FLUJO DE CAJA EN UNA MEDIANA EMPRESA?

 

Depositphotos_184929126_l-2015 

Uno de los principales motivos por el que una mediana empresa falla, es por el mal manejo interno del dinero que entra y sale.

 

Cuando no se tiene el conocimiento adecuado es muy fácil cometer errores, es por eso que resulta fundamental entender y aplicar un correcto funcionamiento de flujo de caja.

 

¿Qué es el flujo de caja?


 

En palabras simples, el flujo de caja es un informe financiero sobre el movimiento de dinero en efectivo dentro de tu empresa que puede ser medido en periodos de una semana, un mes o un trimestre. El flujo de caja ayuda a conocer la liquidez de un negocio y evitar problemas financieros.

 

Una empresa se puede ver frente a dos tipos de flujo de caja; el flujo positivo, que significa que la suma del dinero que ingresa es mayor al que sale.

 

Por otro lado, está el flujo de caja negativo, que ocurre cuando el dinero que sale es mayor al que está ingresando, lo que, si no se regula, podría traer varios problemas. Un mal manejo del flujo de caja es el causante de un 82% de las fallas en los negocios.

 

Que un negocio se encuentre con problemas en el flujo de caja, no necesariamente significa que hay que enfocarse solo en vender más.

 

Existen diversos factores que te pueden ayudar a organizar y evitar los posibles problemas que tengas con tu flujo de efectivo.

 

Identifica y categoriza tus gastos

 

Lo primero y más importante es tener plena conciencia sobre qué estás gastando. Categoriza por sección (gastos administrativos, ventas, marketing, investigación, costos de producción y operaciones) e identifica si hay alguno que sobresalga. De esta forma, tendrás una visión más clara de la distribución de dinero.

 

Minimiza el gasto

 

“Dinero para hacer dinero”. Si bien la frase tiene algo de cierto, tambien trae una trampa, y es que dejándose llevar por ese pensamiento es que muchos emprendedores fallan estrepitosamente al hacer una inversión muy grande, sobre todo en los primeros meses del negocio. Siempre, y sobre todo al empezar, es importante considerar el costo-beneficio de cada peso gastado.

  

Clásicos errores cometidos en la administración de una mediana empresa

 

Sobreestimar las ventas a futuro

 

Este es uno de los principales errores cometidos por los emprendedores. Un negocio siempre necesitará a un líder entusiasta pero que sea consciente, realista y objetivo en sus predicciones.

Es importante entender que no todos los interesados en el producto se convertirán en compradores, y que aunque existen fechas en las que las ventas crecerán, eso no significa que estas cubrirán los gastos.

 

Para llevar las cuentas limpias y seguras, es importante trabajar con números reales y con la evidencia histórica de la empresa (o de una similar en el caso de que la compañía sea muy joven y no cuente con esos datos).

 

Basar las expectativas de ventas en hechos te ayudará a mantener un flujo estable y a no gastar de más.

 

No preocuparse de los pagos de los clientes

 

Otro error preocupante en la vida en una mediana empresa, y un camino seguro a una crisis en el flujo de caja, es no llevar un orden en la gestión de cobranza.

 

Lamentablemente, las Pymes no cuentan con políticas de cobranza establecidas, a diferencia de las empresas más grandes, lo que genera que muchas veces los clientes no se preocupen de pagar a tiempo, esto generará un desfase en la caja que seguramente traerá graves consecuencias.

 

Es por esto, que si aún no lo has hecho, establece políticas de pago con tus clientes, por ejemplo puedes implementar pequeños descuentos a quienes paguen a tiempo, así como un interés a quienes se demoren en pagar.

 

No trabajar de acuerdo al presupuesto que hiciste

 

Lograr que tus clientes paguen y proyectar las ventas de una manera realista, no servirá de nada si no organizas adecuadamente tu presupuesto.

Si no cuentas con un presupuesto ordenado, y por ende un flujo de caja inestable, es probable que poder pagarle a tus proveedores sea un problema.

 

Contar con un flujo de caja ordenado te ayudará a mantener un registro de los ingresos y egresos durante un periodo determinado. De esta manera podrás anticiparte a épocas de baja en las ventas y así determinar cuándo disminuir tus gastos.

 

 

Cómo mantener un flujo de caja saludable en una mediana empresa

 

 

Categorizar la entrada y salida de dinero te ayudará a tener una visión más clara de qué cosas te generan más ganancias, más gastos y en qué áreas puedes recortar en momentos de crisis.

 

Por otro lado, es muy importante ser capaz de mantener separados los gastos personales de los de la empresa. Cuando un pequeño empresario comienza a utilizar el dinero de la caja para pagar cuentas que no corresponden con la empresa, la salud financiera de esta se verá dramáticamente perjudicada.

 

Gracias a los avances digitales, una buena opción para mantener el orden en el flujo de caja es contar con un software de gestión.

 

En el mercado existe una amplia variedad de programas, incluso algunos gratis. Encuentra el que más se acomode a las necesidades de tu negocio y aplícalo.

  

CÓMO MEJORAR EL FLUJO DE CAJA CUANDO EL NEGOCIO ESTA CRECIENDO 

 

Depositphotos_203152370_l-2015 

El flujo de caja se caracteriza por informar lo que efectivamente ingresa y egresa del negocio, como los ingresos por ventas y/o el pago de cuentas.

 

Su importancia radica en que nos permite conocer en forma rápida la liquidez de la empresa, entregándonos información clave que nos ayuda a tomar mejores decisiones.

 

Sin embargo, a medida que tu negocio avanza, necesitarás más dinero para mantener el crecimiento. Así como aumentan los ingresos, también lo harán tus costos, y es probable que las ganancias de tus primeras ventas no sean suficientes para financiar esta evolución inicial.

 

 Dar a conocer tu marca y alcanzar un volumen de ventas tarda en promedio 6 meses, por lo que necesitarás contar con capital antes de que empieces a ver ingresos por ventas.

 

Es en esta primera etapa de crecimiento donde es imprescindible tener un control ordenado y metódico de tu flujo de caja.

 

Una encuesta de Fifth Third Bank en 2017 realizada a 505 trabajadores de organizaciones privadas con menos de $ 10 millones en ingresos, demostró que el 32% de los dueños de empresas considera que la falta de fondos es uno de los principales obstáculos para el crecimiento del negocio.

 

Esto quiere decir que si se está creciendo pero no se maneja en forma efectiva el flujo de caja, es posible que el emprendimiento no logre operar ni mucho menos prosperar en el tiempo.

 

3 formas de obtener liquidez y generar mayores ganancias

 

Pensar en cómo se puede mejorar el flujo de caja y, a la vez, hacer crecer la empresa es una de las mayores preocupaciones de los dueños y gerentes de negocios que están partiendo. La buena noticia es que a pesar de que la empresa puede ir creciendo rápidamente, sí es posible mejorar el flujo de efectivo.

 

Conseguir financiamiento de forma tradicional es la principal alternativa para muchos emprendedores. Hoy es posible obtener capital a través de nuevos inversionistas, solicitar líneas de crédito, crowdfunding o utilizar factoring de cuentas por cobrar.

 

Pero si ya has probado una o más de esas estrategias y sigues viendo tu flujo de caja inestable, los siguientes consejos pueden ser de gran ayuda:

 

1. Habla con tus acreedores: si bien acudir al factoring es una excelente alternativa para obtener financiamiento de forma inmediata, hay otra opción que pocos gerentes y emprendedores toman en cuenta: conversar sinceramente con tus deudores .

 

Es lógico. Si te deben dinero tendrás problemas con tu flujo de caja y por lo tanto, probablemente también le debas dinero a tus proveedores o tengas cuentas de la empresa impagas.

 

Lo habitual en los nuevos negocios es que al duplicar los ingresos, se duplican también los costos, pero el tiempo para manejar la carga de trabajo se mantiene igual. Más compleja se vuelve la situación cuando los clientes pasan del plazo de pago de 30, a 60 y 90 días.

 

Para revertir esto y poder ordenar tu flujo de caja, una opción útil es hablar con los proveedores o a quien le debas dinero para ver la posibilidad de pagarles cuando a ti te paguen. Esto es un ejemplo de que la comunicación es esencial al momento de mantener relaciones sólidas con los proveedores.

 

2. Ajustar los precios: si ha pasado tiempo y sigues viendo problemas de liquidez, es probable que los precios de tu producto o servicio sean muy bajos y poco rentables.

 

Si estás gastando mucho en sueldos,arriendos, publicidad o infraestructura pero sigues recibiendo poco dinero, deberías evaluar si el precio que estás cobrando es el correcto.

 

Algo similar ocurrió a Bradley Shaw, dueño de SEO Brad en Addison, Texas, empresa fundada el año 1997. “Con todos los compromisos, no es sorprendente que hayamos tenido algunos problemas de flujo de efectivo” Para contrarrestar eso, Shaw elevó sus precios en un 25%.

 

Tomar esa decisión no fue tan sencillo. “El marketing es muy competitivo, ya que muchas compañías extranjeras bombardean a los clientes con precios baratos poco realistas y falsas promesas. Esto era una preocupación antes de que decidiéramos subir nuestros precios " asegura Shaw.

 

Lo bueno en este caso, es que la empresa no había subido sus precios en años, y sabía que sus clientes estaban obteniendo un alto retorno de la inversión con sus negocios.

 

"El 25% no fue un gran aumento para nuestros clientes", dice. Pero para su negocio, "ayudó a nuestro flujo de efectivo. Mirando hacia atrás, desearía haberlo hecho antes, ya que los ingresos adicionales nos han permitido crecer y brindar un servicio aún mejor a nuestros clientes".

 

Si en tu caso decides aumentar los precios, puedes ofrecer una oferta o regalía a tus clientes para que no reciban la noticia de forma tan abrupta. En el caso de Shaw por ejemplo, ofreció un descuento del 10% para los contratos de prepago, en lugar de pagarlos mensualmente. Esta oferta permitió acelerar aún más el efectivo del flujo de caja.

 

3. Comprueba que el problema no está en el flujo de caja: tal vez el problema no está en lo que ingresa y sale de tu negocio, sino que en otros factores externos como por ejemplo, no pronosticar con precisión cómo se espera que cambie el mercado en los próximos meses, o incluso, tardar mucho en firmar contratos con nuevos clientes.

 

Realizar el cálculo de flujo de caja habitualmente es otra buena práctica. Si lo haces de forma continua, podrás ver por ejemplo si hay saldos negativos concentrados en un determinado día de la semana. De este modo, tendrás mayor conocimiento de los movimientos y el comportamiento del efectivo, por lo que será más fácil encontrar una solución en los próximos periodos.

 

También es recomendable revisar el ciclo operacional del flujo de caja al menos una vez al mes, actualizando los valores y provisiones.

 

Bonus: No te confies

 

Al registrar los ingresos de tu negocio evita tomar en cuenta cheques y promesas de pago, ya que es dinero que aún no existe físicamente y es preferible pensar que no está en lugar de asumir que ya lo tienes.

 

Lo mejor en estos casos es que armes dos informes distintos de los ingresos reales y futuros, e incluye estos últimos en el flujo de caja cuando se demuestre que el dinero efectivamente ingresó.

 

 

8 CONSEJOS CLAVES PARA MANTENER EL FLUJO DE CAJA SALUDABLE

 

Depositphotos_12657718_l-2015 

El flujo de caja es una herramienta muy importante para conocer la liquidez de tu negocio, su solvencia y capacidad para mantenerse y crecer en el tiempo.

 

Mantener un flujo de caja saludable es vital para el crecimiento y desarrollo de una empresa. Un mal manejo del flujo de caja es una de las principales razones por las que los proyectos fallan. 

 

Por esto, es esencial prestar atención y darle importancia a su funcionamiento.

 

1. Organiza tu programa de facturación

 

Si mantienes una buena rotación de tus cuentas por cobrar, el capital de trabajo que podrás invertir en el crecimiento de tu empresa será mayor.

 

Es recomendable que para poder facturar en el momento que corresponde , cuentes con algún programa que haga el proceso de manera automática. Para esto existen softwares de contabilidad que te pueden resultar útiles, como por ejemplo Quickbooks Pro , Alegra o alternativas gratuitas como VisionWin.

 

Con un software de contabilidad, puedes ordenar automáticamente las cuentas por cobrar según antigüedad y tomar acciones inmediatas cuando hay cuentas impagas o por pagar.

 

2. Realiza tus pagos en la fecha límite de vencimiento pero sin caer en atrasos

 

Puedes aprovechar el tiempo que te entregan tus proveedores para pagar y usar el plazo máximo para hacerlo.

 

De esta manera tendrás más tiempo para conseguir el dinero que necesitas para cubrir tus gastos y no tendrás que recurrir a medidas extremas como las líneas de crédito y otros financiamientos que finalmente aumentaran tu costo financiero.

 

3. Aprovecha los incentivos por pagos adelantados

 

Este es un recurso que puedes utilizar en tu empresa y que ayudará a manejar tus finanzas.

Si tus proveedores ofrecen beneficios por pagar antes de la fecha máxima, y estás en condiciones de hacerlo, entonces no lo dudes.Pagar por adelantado puede ofrecer beneficios como por ejemplo descuentos en el valor final de la factura.

 

Lo mismo puedes hacer con quienes tienen que pagarte a ti. Ofrece incentivos a los clientes que paguen por adelantado o en efectivo. De esta forma aseguras la entrada de dinero antes de las fechas esperadas.

 

4. Trabaja con proyectos a largo plazo

 

Una idea práctica y que muchas empresas utilizan, es trabajar en “proyectos” con sus clientes.

 

¿Qué quiere decir esto? Imagina que vendes un servicio que es solicitado esporádicamente, por lo tanto no tienes ingresos fijos todos los meses, puedes entonces intentar lograr un acuerdo con tu cliente al cual le puedes ofrecer un buen precio y buenas condiciones de pago (plazo) con el compromiso que te compre mensualmente.

 

Mientras más clientes decidan tener un compromiso o acuerdo contigo, mayor y más seguro será el flujo de caja que manejes.

 

Encuentra la manera de trabajar con algunos clientes de esta forma. Solo debes ser creativo.

 

5. Revisa tu estructura de fijación de precios

 

Es normal que las Pymes no quieran subir sus precios por miedo a perder sus clientes, pero por otro lado es seguro que los proveedores tengan ajustes en sus precios por lo que deberás estar atento y traspasar estas alzas al valor de tus productos o servicios.

 

Es importante que equipares tus ingresos con tus gastos, hagas reajustes de precios cuando sea necesario y que estés regularmente verificando los precios de la competencia.

 

6. Se realista con tu proyección

 

El optimismo está bien, pero cuando se trata de tus ingresos debes ser realista.

 

Al proyectar tu flujo de caja, asegurate de ser lo más objetivo y prudente posible.

 

El excesivo entusiasmo puede significar que no detectes problemas que puedan afectar tu flujo de caja.

 

Si tu empresa es nueva, es muy probable que sea difícil crear proyecciones reales al no contar con un historial de venta ni tener habitualidad con tus clientes. Si es ese el caso, pide ayuda a alguien especializado con experiencia asesorando Pymes

 

7. Considera el factoring para adelantar el cobro de algunas facturas

 

Si tu negocio está creciendo de una manera rápida y te preocupa cubrir todos tus gastos, considera el factoring.

 

Piénsalo como una solución rápida y a corto plazo y recuerda considerar su costo en tu precio.

 

El factoring funciona así: una vez emites la factura, tu la “vendes ” a la empresa de factoring la cual te cobrará un porcentaje del total de la factura. Ellos te entregarán el dinero rápidamente, por lo que no tendrás que esperar a que el cliente pague. Luego la empresa factoring se encargará de cobrar la factura.

 

Esto te ayudará a mejorar tu flujo de caja y a liberar capital necesario para mantener el negocio en movimiento.

 

8. No eres un banco

 

¿Estás extendiendo los plazos de pago o siendo demasiado permisivo con algunos clientes a la hora de cobrarles? Esto podría afectar el flujo de caja de tu empresa.

 

Preocúpate de recordar periódicamente a aquellos clientes que se demoran más de lo estipulado en pagar. Puedes enviar cartas, correos, programar llamadas telefónicas semanales incitándolos a saldar la deuda lo antes posible.

 

Al firmar un contrato con un cliente, preocúpate de averiguar sus políticas de pago para que lleguen a algún acuerdo óptimo para ambos.

Protege tu empresa siendo proactivo y creativo a la hora de cobrar. No dejes que tus clientes tarden en pagarte sin un previo acuerdo, es muy importante tener claro los montos y fechas en las que te deben cancelar para poder manejar tu flujo de caja.

 

 

¿POR QUÉ SON TAN IMPORTANTES LOS COSTOS FIJOS Y LOS COSTOS VARIABLES EN UNA EMPRESA?


Depositphotos_35361787_l-2015 

Los costos de una empresa son fundamentales para su operación , ya que a través de ellos es posible tomar las decisiones diarias y diseñar las estrategias adecuadas que permitan que el negocio crezca.

 

Sin embargo, hay muchos emprendedores que todavía no cuentan con información detallada sobre los costos fijos y los costos variables. En este blog entenderás en qué se diferencian y por qué son tan importantes para el desarrollo de tu negocio.

 

Las ventajas de una buena administración de los costos de una empresa

 

Los costos fijo y los variables son los costos principales que tiene una empresa al producir bienes y servicios. Por su parte, gasto es el conjunto de atribuciones destinadas a la distribución o venta del producto y al mantenimiento de la planta física de la empresa.

 

Los costos fijos y costos variables se caracterizan por:

 

-Ser esenciales para establecer precios, ya que no se puede fijar un precio si no se cuenta con la información de cuanto nos cuesta producir el producto.

 

-Son útiles para fijar objetivos acerca de cuánto queremos ganar con la venta del producto

 

-Conocer los costos nos permitirá analizar en que se está gastando más y decidir si se requiere implementar una política de reducción de costos.

 

- Ayudan a conocer el punto de equilibrio, es decir, el punto donde podemos cubrir los costos con las utilidades generadas.

 

Existen dos tipos de costos: fijos y variables.

 

  • Los costos fijos son aquellos que permanecen constantes durante un período de tiempo determinado, sin importar el volumen de producción. No tienen relación directa al volumen de prooducción y venta del negocio. Estos costos no dependen de si la empresa vende o no, el negocio siempre incurre en ellos. Se miden por unidad de tiempo, por ejemplo mensual o anual.
  • Por otro lado, los costos variables son los que sí tienen relación directa con el volumen de producción o venta. Es todo aquello que depende o está en función con la cantidad producida o consumida.

¿En qué se diferencian los costos fijos de los costos variables?

 

Es importante tener clara la diferencia entre ambos tipos de costos, ya que es frecuente equivocarse sobre cuáles son fijos y cuáles variables.

 

Por ejemplo, cuando preguntamos qué tipo de costo es la cuenta de la luz que consume la oficina, muchos pensarían que es un costo variable porque nunca es el mismo monto mensual.

 

Sin embargo, es fundamental entender que un costo variable no corresponde a cuánto varía en cantidad, sino que tiene relación directa o no con el volumen de producción.

 

Por ende, a mayor volumen, mayor costo variable, y a menor volumen, menor costo variable.

 

Estos son algunos ejemplos de costos variables:

 

• Materias primas e insumos

• Arriendo de maquinaria, equipos y herramientas para trabajos específicos,

• Flete y combustible

• Útiles de oficina

• Horas extras del personal

• Reparaciones y mantenimiento

• Llamadas telefónicas

• Gastos de viajes

• Comisiones de ventas

 

Algunos ejemplos de costos fijos son:

 

• Sueldos base del personal contratado

• Impuestos sobre los bienes muebles e inmuebles

• Planes de beneficios para el personal

• Servicios contratados de aseo y seguridad

• Seguros

• Cargos base para los servicios públicos, como la energía eléctrica, gas y agua

• El cargo básico para el servicio de teléfono o el plan básico para un celular

• Costo de la conexión a Internet

• Costo de crear y mantener un sitio web

• Licencias y permisos

• Gastos financieros, como los intereses

 

No obstante, a mayor volumen de producción, los costos fijos se van diluyendo entre cada unidad producida hasta convertirse en un costo irrelevante.

 

Es decir, que a un mayor volumen de venta, los costos fijos son cada vez menores.

 

Una vez que tengas los costos fijos y los costos variables, ya puedes calcular los costos totales de la empresa.

 

Los costos totales son la suma de los costos fijos y los costos variables, y representan el gasto monetario total mínimo necesario para producir.

 

 

5 PASOS QUE TE GUIARÁN EN EL PROCESO DE FIJACIÓN DE PRECIOS 

 

rawpixel-670711-unsplash 

Probablemente muchos emprendedores y dueños de empresas o negocios hemos pasado por la etapa en que se debe fijar el precio de un producto o servicio. Esta deficición puede traer ganancias o pérdidas dependiendo si lo hicimos bien o no, y el problema es que muchas veces no sabemos como lo hicimos hasta que es muy tarde.

 

Si no tienes claridad de cómo fijar el precio correcto de lo que estás vendiendo, o no estás seguro si se determinó bien, en este blog te daremos las directrices para que costear tu producto o servicio no sea un mayor problema.

 

Si eres empresario, manejas un negocio o estas emprendiendo es muy probable que en el camino que recorriste te hayas topado con ciertas dificultades y una de ellas sea ¿Cómo determino el precio de mi producto o servicio?

 

Para que tu empresa entre a competir con fuerza en el mercado, debes tener una estrategia de fijación de precios y responder a dos preguntas:

 

-¿Cuál es el costo de producción de mi producto?

-¿Cuánto quiero ganar con él?

 

Según la teoría de los precios de Milton Friedman, Premio Nobel de Economía en 1976, existe una simple fórmula para calcular los costos de lo que estamos vendiendo:

 

-La suma total de los costos fijos y variables / La producción total estimada = Costo por unidad.

Para esto, es muy importante que tengas claros los costos de fabricación, que pueden ser fijos o variables.

 

Te daremos 5 pasos fundamentales que debes seguir para fijar el precio correcto de lo que estás vendiendo.

 

1. Intenta darle un valor agregado a tu producto

 

Esto te permitirá, además de diferenciarte de la competencia, darle un mayor valor : Debes enfocarte en encontrar la manera de darle un valor adicional a tu producto.

 

 

Identifica el valor agregado del producto pensando qué lo hace realmente único y por qué la gente lo elegiría por sobre el resto.

 

 

2. Estudia a la competencia

 

 

No existe un mercado que no tenga competencia. Por eso es muy importante que analices el precio que ofrecen tus competidores.

 

3. Define tu producto, ¿es simple o complejo?

 

 

El precio de tu producto o servicio está directamente determinado a su vida útil. Uno no duradero es aquel que llega a cumplir una necesidad básica y que se consume, termina o expira de manera rápida, por lo que su precio debe ser más bajo que el de uno que dura más.

 

 

4. Establece costos fijos y variables

 

Es importante que identifiques y definas los costos fijos que tendrás que cubrir todos los meses, por ejemplo: luz eléctrica, teléfono, sueldos, arriendos, movilización o maquinaria.

 

Por otro lado, identifica cuáles serán los costos variables, aquellos que están directamente relacionados con la cantidad de producción.

 

Por ejemplo las materias primas; cuando aumenta el nivel de producción, también lo hace el costo de los materiales.

 

La mano de obra también es un costo variable, ya que a medida que crece el negocio, necesitarás a más personas trabajando contigo (lo mismo pasa si se disminuyen considerablemente las ventas)

 

5. Define el porcentaje de utilidad que esperas recibir

 

Cuando ya pasaste la etapa de identificar costos de producción, lo que viene es más fácil: ¿Cuánto quieres ganar o cuánto crees que vale tu producto? Es recomendable trabajar con porcentajes, por ejemplo: Espero lograr un margen de utilidad del 30% por producto u hora de servicio.

  

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE GASTOS Y COSTOS EN LOS NEGOCIOS?

 

Si estás iniciando un negocio o te interesa moverte en el mundo financiero y de las empresas, es importante que sepas expresarte correctamente y que entiendas de lo que estás hablando.

 

Por ejemplo, es común confundir los significados de gastos y costos que existen en una empresa.

 

Llevar la contabilidad de tu pyme de manera correcta, está directamente relacionado a su buen funcionamiento. Por lo mismo, en este blog te explicaremos en profundidad en qué se diferencian y cómo debes aplicar el concepto de gasto y costo en tu negocio.

 

Depositphotos_81024736_l-2015

 

En palabras generales, un gasto es la disminución del patrimonio de una empresa, es decir, una salida de dinero.

 

Los gastos pueden ser fijos o variables, operacionales o no operacionales. El único requisito para ser considerado como gasto es que debe ser para el desarrollo de las actividades normales de la empresa.

 

¿Cómo se clasifican?

 

Primero están los gastos operacionales y no operacionales.

 

Los denominados operacionales corresponden a cualquier salida de dinero que signifique un beneficio para el negocio y que con esto, haya un ingreso. Por ejemplo, los gastos administrativos (honorarios, papelería o capacitaciones para los trabajadores) o los que tengan que ver con ventas, como la publicidad o promoción.

 

Por otro lado, los gastos no operacionales son aquellos que no garantizan un ingreso de dinero a la empresa, pero que son vitales para su funcionamiento, como , por ejemplo, el pago de impuestos.

 

Ahora, los gastos fijos están asociados con lo que Ud, tiene que pagar, independientemente del volumen que venda. No importa cuánto venda o si no vende durante un período, el caso es que tendrá que pagar igualmente esos items. Algunos ejemplos: el gasto de luz, agua, arriendo de oficina o transporte.

 

Contrario a lo anterior, un gasto variable es aquel que es impredecible en el tiempo, o que su monto puede variar en semanas, meses o años. Por ejemplo la mano de obra, la materia prima de producción o los impuestos por ventas.

 

¿Cómo diferenciar el costo y el gasto?

 

En palabras simples, el costo es el desembolso que una empresa realiza para la fabricación de productos o la prestación de sus servicios.

 

Por otro lado, el gasto es el dinero que la empresa utiliza para llevar a cabo sus actividades normales (por ejemplo, la cuenta de la luz de la oficina)

 

La diferencia entre costo y gasto es que el primero indica la inversión necesaria para producir un producto en particular, y por otro lado, el gasto es el desembolso de dinero que se hace para realizar cada una de las actividades que se necesitan para la producción de dicho producto.

 

5 FORMAS EFECTIVAS DE INCREMENTAR EL FLUJO DE CAJA EN TU EMPRESA

 

Tu negocio va bien encaminado. Estás generando suficientes ventas y aumentan las ganancias. Esto sin duda es un buen indicio de que tu emprendimiento es rentable y atractivo.

 

Sin embargo, debes mantener la guardia, ya que incluso las compañías más rentables y con rápido crecimiento se ven afectadas por problemas de flujo de efectivo si no hay un correcto control de las finanzas.

 

Depositphotos_78206182_l-2015

 

Esto es muy común en las pequeñas y medianas empresas (pymes) y provoca problemas de endeudamiento innecesarios. En este blog te enseñamos a aumentar el flujo de caja de tu negocio.

 

¿De qué formas se endeuda un negocio por problemas en el flujo de caja?

 

 

La realidad es que la situación de endeudamiento de las Pymes chilenas se debe principalmente al poco control de los flujos de caja, debido a que los clientes pagan con hasta 90 días de retraso, forzando a las empresas a endeudarse para conseguir liquidez.

 

Una de las formas más comunes de endeudamiento de las empresas, es cuando las cuentas por pagar (deudas del emprendedor) vencen antes de que ingresen las cuentas por cobrar (dinero de una venta que aún no cobra). Este tipo de desórdenes genera problemas en el de flujo de caja lo que incentiva a gran parte de los nuevos negocios a tomar decisiones apresuradas.

 

¿Te sientes  identificado? Entonces te recomendamos seguir las siguientes buenas prácticas para mejorar el flujo de efectivo.

 

1.-Ofrece incentivos a tus clientes: los descuentos siempre son atractivos. Si se los ofreces a tus clientes por el hecho de pagar las facturas antes de tiempo, estarás creando una situación ganar-ganar para ambas partes. Verás que obtener el dinero en efectivo anticipadamente ayudará a que tu flujo de caja se mantenga al día o mejore.

 

2.- Paga tus cuentas hasta la fecha límite máxima permitida: una buena técnica para mejorar el flujo de efectivo es haciendo uso del plazo máximo que conceden los proveedores para pagar las facturas (habitualmente entre 60 y 90 días).

Considera estos plazos como una línea de crédito sin intereses que otorgan los proveedores, por lo que contarás con suficiente tiempo para obtener el dinero de las cuentas por cobrar sin necesidad de incurrir en gastos que involucran las líneas de crédito tradicionales.

 

3.- Reinventa y mejora tu inventario: revisa y evalúa constantemente tu inventario de productos para asegurarte de que están dentro de los estándares de la industria, ya que

probablemente hay productos que no se venden tanto como otros, por lo que si los mantienes en stock, te harán perder bastante dinero.

En caso de que tu inventario sea antiguo y no se ha vendido, lo más recomendable es posponer los próximos pedidos para primero utilizar este inventario o venderlo a costo para mejorar la liquidez de la empresa.

 

4.-Comparte espacios de trabajo: una manera efectiva de ahorrar en insumos es agruparse con otras empresas para comprar materiales de trabajo, compartir espacios de oficina o maquinaria.

Para eso, las oficinas compartidas o los coworking son buenas alternativas, ya que muchas veces tenemos bienes muebles e inmuebles que pasan mucho tiempo sin usarse.

Ahorrar en insumos al comprar artículos para tu negocio al por mayor y luego distribuir la cuenta en forma proporcional entre las otras empresas, es una buena técnica para aumentar tu flujo de caja.

 

5.-Sinceridad ante todo: al duplicar los ingresos, se duplican también los costos, pero el tiempo para manejar la carga de trabajo se mantiene igual. Más compleja se vuelve la situación cuando los clientes pasan del plazo de pago desde 30 a 60 o 90 días.

 

Si bien acudir al factoring es una excelente alternativa para obtener financiamiento de forma inmediata, hay otra opción que pocos gerentes y emprendedores toman en cuenta: conversar de forma abierta y honesta con sus  deudores.

 

Si te deben dinero tendrás problemas con tu flujo de caja y por lo tanto, probablemente también le debas dinero a tus proveedores o tengas obligaciones sociales y cuentas de la empresa impagas.

 

Para  ordenar tu flujo de caja, una opción útil es hablar con los proveedores o a quien le debas dinero para ver la posibilidad de pagarles cuando a ti te paguen. Esto es un ejemplo de que la comunicación es esencial al momento de mantener relaciones sólidas con tus proveedores.

 

CONCLUSIÓN

 

Saber calcular y trabajar con tu flujo de caja trae una infinidad de oportunidades para el negocio, por ejemplo te ayuda a conocer tu liquidez a futuro, con lo que podrás tomar decisiones por adelantado con respecto al funcionamiento de la empresa. 

 

Si crees que un experto podría ayudarte, no dudes en pedir ayuda a alguien especializado, podría ser vital para ti.